manillar

DEFINAMOS EL CONCEPTO CICLISTA. ENTRE NOSOTROS NO ESTAMOS DE ACUERDO EN MUCHAS PROPUESTAS

Nos vemos en la obligación, de especificar realmente el concepto ciclista, ya que se están creando confusiones a todos los niveles, y es necesario saber mas de este deporte, de esta palabra.

Bajo nuestro punto de vista, en Akitubike pensamos, que no se le puede llamar “ciclista” a toda aquella persona que utilice este vehículo y que utiliza la bicicleta de forma “cívica”, ya sea como deporte, ocio o trabajo, y que entiende las normas de circulación como cualquier otra persona, vehículo o peatón.

Todos los usuarios de la bicicleta, no se les puede llamar ciclistas.

Nos hacemos eco en este tema, por la reciente noticia que estamo0s viendo en algunos medios de comunicación, y la cual nos escandaliza enormemente.

Dice que, “los ciclistas exigen poder saltarse los semáforos en todas las vías”.

Pero, NOS HEMOS VUELTO LOCOS !!!

Muchos de los que si que nos consideramos ciclistas, no hemos pedido esto, y ni siquiera estamos de acuerdo en que se implante esta medida. Muchos lo vemos como una falta de respeto al resto de vehículos, y una forma muy efectiva de agravar la relación entre ciclistas y conductores de vehículos a motos, que ya de por si esta bastante deteriorada.

educación-vial

“Los ciclistas franceses ya pueden saltarse semáforos y circular por dirección prohibida”

Entre las novedades más destacables, si circula en bici por territorio francés podrá hacerlo contra el sentido de la marcha a todos los ciclistas, siempre y cuando las calles estén limitadas a una velocidad de 30 kilómetros por hora y mientras no haya prohibición municipal.

Será posible circular libremente por el centro del carril, con la única salvedad de respetar a los demás vehículos, y por zonas peatonales en ambos sentidos. Las señales de stop y los semáforos en rojo se transformarán en simples ‘ceda el paso’ cuando se vaya a girar a la derecha en los cruces o seguir de frente. Y además las autoridades multarán a todo aquel que aparque en vías ciclistas bajo multa de 135 euros la hora.

El tema que tratamos hoy puede resultar un poco controvertido, y habrá opiniones en uno y otro sentido. Desde luego es un asunto, como tantos otros, que se puede poner sobre la mesa y debatir, puesto que las normas de circulación pueden cambiar o adaptarse a los nuevos tiempos, si así decidimos que se haga.

Me refiero a los semáforos en rojo y cómo afectan a los ciclistas y a la seguridad de los ciclistas los primeros, y de todos los usuarios de la vía también. Costantemente observamos comportamientos peligrosos por parte de, llámese  ciclistas (ver video)

De hecho cruzando una calle por un paso de peatones controlado por semáforo, y estando este en verde para los peatones, te llevas un buen susto cuando un ciclista poco prudente se cruzó en mi trayectoria bastante rápido y casi te atropella.

A diferencia de los automóviles que estaban detenidos frente al semáforo en rojo, estos ciclista deciden por su cuenta y riesgo, pero no solo suyo, sino también de los demás, no sé si por mucha prisa o qué, que no tienen por qué pararse, ni respetar a los peatones a los que les correspondía el turno para pasar.

En Akitubike pensamos que,las bicicletas tienen que respetar los semáforos en rojo como los demás

Por supuesto que no debemos generalizar ni pensar que porque uno o dos ciclistas imprudentes pasen en un cruce con el semáforo en rojo eso significa que lo hagan todos, no se me malinterprete. Pero si hay comportamientos inadecuados o peligrosos, para el propio ciclista, o para otros usuarios de la vía más vulnerables, como es el caso de los peatones, debemos llamar la atención y cortar tal comportamiento lo antes posible.

Ahora mismo una bicicleta que circule por una calle tiene la misma consideración que cualquier otro vehículo, aunque esa bicicleta no tenga motor. Debe cumplir y respetar todas las normas del reglamento general de circulación, y por supuesto tiene que respetar un semáforo en rojo, y el resto de señales, como si fuera un coche o una moto, y tiene que respetar la prioridad de los peatones cuando estén cruzando una calle por un paso de peatones.

Las bicicletas tiene que circular por la calzada, por el carril más a la derecha posible, o bien por el carril bici si existe. Deben respetar una velocidad máxima de 45 km/h, o la máxima específica, no pueden circular en sentido contrario, tienen la misma limitación de tasa de alcoholemia que cualquier otro conductor y tienen que llevar iluminación si circulan de noche, entre otras cosas.

La base fundamental para que en un entorno reducido que tiene que ser compartido por muchos usuarios, como son las calles de una ciudad, por las que pasan miles de peatones, de ciclistas, de motos, de coches, de furgones y de autobuses, es que se mantenga un orden y respetemos todos unas normas de convivencia y respeto.

A debate: que los ciclistas puedan interpretar un semáforo en rojo como un ceda el paso

Al hilo de este asunto, no quiero dejar pasar la ocasión sin recordar que esta relación entre los ciclistas y los semáforos en rojo se está debatiendo. Y de hecho en algunos países como Francia o Bélgica se ha dado un paso adelante.

Algunos organismos aquí en España, como el observatorio urbano de la bicicleta, proponen que los ciclistas no tengan que detenerse en un semáforo en rojo, y puedan seguir adelante, interpretándolo eso sí como un ceda el paso, es deci, siempre que no vengan otros vehículos ni haya peatones cruzando la calle. Por ahora suele hablarse de esta excepción en las calles pacificadas, con tráfico calmado y una velocidad máxima de 30 km/h, y siempre indicándose en cada semáforo en concreto la excepción.

Se suele argumentar que así el uso de la bicicleta se incentivaría pues se perdería menos tiempo en los desplazamientos y sería todavía más rápida para llegar al destino, y por tanto resultaría más interesante su uso en ciudad y más gente se apuntaría a la bici como medio de transporte alternativo.

Vamos a intentar aclarar este punto, así como reseñar algunas de las sanciones que nos pueden imponer en caso de que no respetemos la señalización de la vía por cualquier motivo, tomemos algún atajo por la acera o realicemos alguna acción que sea sancionable en un momento concreto.

Los puntos del carné y la bici

No es la primer vez que hemos visto o escuchado en algún medio de comunicación como algún ciclista ha sido sancionado con pérdida de puntos por cometer una infracción. Sin embargo, la Ley de Seguridad Vial establece que la pérdida de puntos únicamente se producirá cuando el hecho del que se deriva la detracción de puntos se produce con ocasión de la conducción de un vehículo para el que se exija autorización administrativa para conducir.

Por lo tanto, no importa si la infracción cometida deriva en pérdida de puntos o no, ya que para conducir una bicicleta no se necesita dicha autorización. Una cuestión diferente sería si lo que estamos conduciendo es una bicicleta electrica homologable como ciclomotor, que en este caso sí debería llevar su correspondiente matrícula y sí precisa una licencia para su conducción. Eso sí, de lo que no nos vamos a librar es de la sanción económica, algo que sin duda nos interesa conocer.

Sanciones establecidas por circular de forma incorrecta con la bici

Una de las acciones habituales en los vehículos más ágiles, no sólo las bicicletas, sino también muchos ciclomotores y motocicletas, es saltarse un semáforo. El conductor se asoma y, si no viene nadie, puede que decida no obedecer la señalización luminosa y continuar su marcha. En este caso, la sanción es de 200€ para cualquier tipo de vehículo.

En otros casos, son los teléfonos y smartphones los causantes de la infracción. Si vamos hablando por el móvil y pedaleando a la vez, la sanción sería también de 200€. En muchas ocasiones, puede incluso que vayamos circulando por la acera. En este caso, la sanción depende de cada Ayuntamiento, ya que se trata de una normativa local que puede variar con el tiempo en función de las circunstancias. Un ejemplo es la ciudad de Zaragoza, donde pasó de considerarse grave y penalizarse con 200€ a leve y multarse con 36€ de sanción.

Pedalear con los auriculares de música puestos es algo bastante habitual, que también tiene una sanción: hasta 200€, aunque puede variar en función de las normas del ayuntamiento. Al igual que ocurre con cuestiones como llevar a otra persona montada en la bici, no respetar la preferencia de paso de los peatones y algunas otras normas que muchas veces no tenemos en cuenta simplemente por desconocimiento de las mismas.

El cumplimiento de las normas de seguridad vial es primordial si los ciclistas quieren ser respetados por otros vehículos. La primera norma que deberíamos seguir por nuestra propia seguridad es ser previsibles. De esta manera, los vehículos con los que compartimos calzada no se sorprenderán por alguna maniobra extraña que hayamos realizado.

También tenemos que tener en cuenta que, según la recientes modificaciones de la reforma de la Ley de Seguridad Vial introducidas en 2014 por la DGT, hay que tener en cuenta que los menores de 16 años deben ir siempre con casco de forma obligatoria, tanto si van como acompañantes como si son ellos los conductores.

En este caso, la multa es de 200€ por circular sin casco cuando es obligatorio, como el caso de los menores en la ciudad, pero también si circulamos sin este elemento de protección por carretera o vías interurbanas incurrirán en esta misma sanción. Por último, tenemos que respetar la velocidad, para lo cual no está de más dotar a nuestra bici de un pequeño cuentakilómetros, sobre todo si circulamos por carretera, ya que en ciudad la velocidad suele ser menor.

Puedes seguir nuestras noticias en www.akitubikeapp.com

180-thickbox_default
Anuncios

¿¿ Sabeis cómo encintar bién un manillar de bicicleta ??

Imagen

No todos los manillares de bicicleta vienen con mangos.
Las barras en caída que se encorvan hacia abajo en cada extremo y comúnmente son utilizadas en bicicletas de carretera deben ser encintadas para poder darle a las manos el acolchado y el agarre necesario para manejar la bicicleta de manera cómoda.
Un paquete de esta cinta especial normalmente incluye dos rollos de cinta, dos tiras más pequeñas y dos tapones que aseguran la cinta a la punta del manillar. El proceso de encintado requiere paciencia y un poco de habilidad. Encintar el manillar adecuadamente te asegura que éste esté bien cubierto y que la cinta se mantenga en su lugar sobre la barra.

Los amigos de Ciclismo a fondo nos enseñan en un video muy ilustrativo a colocarla, y Akitubike te lo detalla en palabras.

Necesitas un cutter y la cinta para realizar este proceso. Atentos que empezamos !!

1- Lava tus manos para limpiarlas de cualquier suciedad que pudiera decolorar la cinta nueva. Esto es particularmente importante si estás usando una cinta para manillares blanca.
2- Pliega cada tapa de goma de la punta del control del freno. Estos controles están ubicados en ambos lados del manillar.
3- Toma el primer rollo de cinta. En el centro del rollo hay una tira pequeña e independiente de cinta. Dejatela cerca.
4- Quita el fondo del rollo de cinta para mostrar la base adhesiva. Quita el fondo de la tira pequeña.
5- Coloca uno de los rollos contra la punta del manillar. Coloca la cinta para que esa mitad se superponga con el borde en la punta del manillar.
6- Comienza a envolver la cinta sobre el manillar. Si estás envolviendo el lado derecho del manillar, envuelve en dirección antihoraria. Si estás envolviendo el lado izquierdo del manubrio, envuelve en dirección horaria.
7- Superpón la primera vuelta con una segunda vuelta manteniendo la tensión de la cinta para que cada vuelta quede firme. Superpón de manera tal que el adhesivo de abajo de la cinta entre en contacto directamente con la superficie del manillar.
8- Envuelve la base del control del freno y detente. Toma la pequeña cinta que has mantenido cerca. Coloca el lado adhesivo de la tira sobre el freno que conecta el control del freno con el manillar.
9- Envuelve hacia arriba y alrededor de la base del control del freno y alrededor de la pequeña cinta que cubre el control del freno.
10- Detente un momento para plegar el capuchón del control de freno nuevamente a su posición original e inspecciona tu trabajo hasta el momento. Revisa que no haya huecos entre la cinta. Si no los hay, continua.
11- Envuelve la cinta firmemente sobre la parte superior y plana del manillar. Determina cuán cerca del centro del manillar quieres que termine la cinta. Considera a dónde colocas tus manos normalmente en esa parte del manillar.
12- Utiliza una tijera para cortar la punta de la cinta de forma recta para que este corte termine en la parte inferior del manillar. Luego corta la punta en un ángulo agudo para que la punta más cercana al centro del manillar termine en punta.
13- Envuelte una tira de cinta eléctrica alrededor de esta punta para asegurarla al manillar.
14- Pliega el otro extremo de la cinta en el hueco del extremo del manillar. Toma uno de los tapones incluidos en el paquete de la cinta y mételo en el hueco para asegurar la cinta en este extremo.

Las cintas más utilizadas son de dos tipos, de corcho y de vinilo. Las primeras son más cómodas y delicadas mientras que las segundas son más duraderas y fáciles de limpiar. Básicamente se montan de la misma forma salvo que las de vinilo se empiezan a pegar desde la parte más cercana a la potencia y las de corcho desde el extremo del manillar para que duren más tiempo en buenas condiciones

Esperamos os haya gustado y hayais aprendido un poco mas.

En Akitubike App pòdrás encontrar cintas de manillar para tu bici de carretera. Te invitamos a pasar a verlas.